Malta: la isla del mar y la luz. Bea Leal y Marcos Natera nos cuentan su experiencia allí

Hola, somos Marcos y Beatriz. Somos del ciclo de Animación Sociocultural y Turística y como no, estamos de ERASMUS.

Bueno y como toda historia, tiene un principio, exactamente el de no saber concretamente a dónde ir ni con quién, teniendo un gran abanico de posibilidades. Pero como todo, llega un momento de elegir, pues, MALTA!!! Ale ahí vamos sin pensarlo a la locura, ¿quién se apunta? Pues dos locos como nosotros, ¡allá vamos, a la aventura!

¿Y todo esto cuándo comienza? Pues para comenzó un 23 de febrero, cuando empredimos camino a Malta. Y allí estamos los dos, como dos conejos cuando le dan las largas, expectantes a ver cuando sale nuestro vuelo dirección Malta. Cabe recalcar aquí que no todos los vuelos son iguales, pues en el nuestro hubo como media hora de turbulencias, parecía aquello una montaña rusa en el parque de atracciones, pero bueno finalmente llegamos, sanos y salvos.

Una vez allí tuvimos como dos días a nuestro aire para explorar la zona donde por ese momento teníamos el hotel y el poder encontrar un apartamento donde quedarnos y poder disfrutar de nuestra estancia. Bueno esa era la idea, ¡!!pero vayas días para venir¡¡¡, una de las tormentas más fuertes que ha habido en Malta en años, pero bueno aun así intentamos salir y ver algo de la isla.

Bueno, pues llego el día, el 25, día de empezar las practicas, ¿Pero dónde? Que no lo hemos dicho, en Popeye Village, que es un parque temático sobre Popeye y donde se grabó la película original de éste. Una vez dicho esto, seguimos. Ciertamente un poco nerviosos, con la sonrisa nerviosa pero sin entender nada, asintiéndolo todo, pero no nos preguntéis que nos dijeron, que no sabemos explicarlo jajajaja. No, pero la verdad que muy bien, el sitio es una maravilla nos enamoramos solo del lugar y aún no habíamos ni entrado. Una vez dentro ya sí que nos preguntaron, – ¿Los nuevos? Si, esos somos nosotros, los nuevos.

Y allí estamos los dos en medio del parque esperando a hablar con el director y el jefe de animación, que una vez haber hablado con ellos, nos dijeron, -Disfrutad del parque y conocerlo a fondo, que mañana empezáis-

Y llego el primer día, pero ya el definitivo, el de empezar realmente las practicas. La verdad que fenomenal, el staff perfecto con nosotros y viceversa. Ya desde el primero día aquello parece una familia, como son pocos todo es muy cercano y como diríamos nosotros, todo se queda como en casa.

Y a día de hoy nuestras prácticas están siendo una pasada, porque aparte de estar en Popeye Village, tenemos ya Malta casi vista por completo, solo nos quedan algunos rincones por conocer.

Tanto a nivel “profesional” estamos muy cómodos realizando las prácticas, realizando cada uno nuestras actividades, tanto juntas como separadas. Y claro está, como primera experiencia casi laboral, es única, nunca creíamos que nos iba a aportar tanto en tan poco tiempo.

Bueno y ya hablando de las prácticas en sí, fuimos como los primeros en llegar, y españoles. Y ahora pues somos una “harta” 11 españoles, 3 finlandesas y 7 alemanes, y eso solo la parte de estudiantes de animación. Y ya los trabajadores de allí, cada uno de una nacionalidad, eso sí, ni un sólo maltés!!

Una vez fuera del mundo “laboral” estamos aprovechando cada día libre para viajar y conocer cada pequeño rincón de la isla, y quien sabe si más países, pero lo que sí es seguro, es que estas vivencias no se olvidan fácilmente.

¿Y cómo resumir todo lo que estamos viviendo? INCREIBLE, no tenemos más palabras, sólo esperamos seguir disfrutando y acumular más experiencias para poder seguir contándolas.