Mina La Jayona

img_9603-collage

La Mina La Jayona constituye un ejemplo de explotación minera abandonada, cuya recuperación ambiental ha generado un hábitat singular de gran interés geo-ecológico y de una belleza casi mágica que le ha valido el reconocimiento de Monumento Natural.

La mina estuvo activa entre 1900 y 1921, y llegaron a trabajar más de 400 personas.

Sin parecerse a nada conocido, la mina de La Jayona reúne las características propias de los roquedos verticalizados.  Las condiciones de luz, humedad y vegetación de los desfiladeros fluviales,  y la fauna y la flora de los ecosistemas mediterráneos propios de Extremadura. Hay que tener en cuenta que las condiciones del interior de la mina son bastante diferentes a las condiciones del exterior. Dentro de la mina existe un microclima propio.

Categoría: General
Puede seguir cualquier comentario a esta entrada medianteRSS 2.0 rss. Puede dejar una respuesta, o trackback hacerlo desde su propio sitio.