Despedimos a Antonia Durán

En el camino de la vida, hay un tiempo para cada cosa y para el desarrollo de la misma, hay ciclos que se cierran, caminos que concluyen y otros que se inician. Testigo fiel es la historia que guarda como un gran cántaro de agua viva, fechas, acontecimientos y personajes. Hoy de manera muy especial, queremos detenernos en una parte de nuestra historia para honrar el paso de la profesora Antonia Durán, que hoy se despide de nosotros porque le ha llegado la jubilación, palabra que viene de júbilo, que significa alegría, gozo y que se experimenta cuando hicimos con dedicación y empeño, una acción, en este caso, la de educar. Su escenario de la vida diaria, fueron las paredes de este instituto, aquí deja inmensas jornadas en las que entregó su alma y su vida, su tarea está cumplida. Hasta siempre.

Categoría: General
Puede seguir cualquier comentario a esta entrada medianteRSS 2.0 rss. Puede dejar una respuesta, o trackback hacerlo desde su propio sitio.