Entrevista: Vicente García Estop

Entrevista a Don Vicente García Estop, gran escritor y cronista taurino, a cargo de los alumnos de 3ºA: Marisol Telo, Irene González, Antonio Santiago y Nicolás Ballester; para la asignatura de Lengua Castellana y Literatura impartida por la profesora Teresa Hernández. Podéis leerla pinchando más abajo, en «Leer más».

Buenos días, nos encontramos en el bar Europa. Son las 11:00 de la mañana, y hace un día muy bueno. A las 11:30, nos espera una gran entrevista, al señor Vicente García Estop un gran escritor taurino. Y además de escribir sobre toros, también escribe libros sobre la semana santa.

1.¿Cómo fue su infancia?

Mi infancia fue preciosa. Fue la infancia de un niño que tenía a su alcance todo lo que un niño quiere, tenía la playa, tenía el mar, tenía cangrejos, tenía tortugas…tenía todo. Tenía las playas del norte de África porque mi padre era militar y entonces el colegio lo teníamos en la misma playa y pasábamos el día en la playa, allí nunca había invierno siempre era primavera y verano.

2.¿En su infancia que tipo de novelas le gustaba leer?

Yo empecé a leer cuando en el colegio me pegaron el sarampión y entonces, la habitación mía daba a un patio que tenía uvas, tenía limones… pero desde allí no veía la calle y entonces mi padre le dijo al médico que me pasase a una que diera a la calle, y me pasaron a una que tenía unos ventanales. Yo podía ver a los demás amigos que se asomaban a la ventana, pero claro, los demás amigos iban al colegio y entre las horas de colegio, veía pasar a la gente, pero me aburría y mi padre tenía un montón de novelas en la mesilla policíacas, del oeste… y cosas de esas. Pues un día, cogí una pequeñita, me la leí en un rato pero claro, llegó mi padre y me echó la bronca y me dijo que no leyera eso que no era para niños y que él me traía, y me trajo comics, tebeos y cosas de esas y mi abuelo también y me llenaron aquello…Y ahí empecé yo a leer.

3.Usted emigró a Alemania…

Sí, yo me fui a Alemania porque tenía el trabajo aquí, pero siempre he sido un aventurero y cuando terminé de hacer el servicio militar en Sevilla pues vi que faltaban ahí una serie de amigos, pregunté por allí “¿Dónde está fulanito?¿Dónde esta este?” y me dijeron que habían ido a Alemania y yo no sabía lo que era Alemania y entonces me explicaron que se habían ido a trabajar y allí quedaron otros 5 que se estaban preparando el viaje para marcharse también y dejé el trabajo y me fui allí, y estuve 5 o 6 años, y como aquí jugaba al futbol, pues allí jugué al futbol y aunque me pagaba la empresa, yo lo que hacía es jugar al futbol.

4.¿De dónde viene su apellido?

Bueno, mi apellido, yo he buscado el origen también y muchos dice que viene de la palabra italiana estopa y otros dicen que proviene de Inglaterra que es un apellido genuinamente sajón. Los antecedentes que yo he podido averiguar de Alcalá la Real en Sevilla, que es lo que me contó este hombre, es que él sabía que su bisabuelo era un ingeniero de minas inglés que vino aquí con las tropas a luchar con Napoleón en la guerra de la independencia, luego se quedó aquí en las minas de río tinto en las que las explotaban en aquella época los ingleses y ahí se ha casado con una española y de ahí procedemos nosotros. Era el “Stop” que tú ves en las señales de ahí por la calle, pero luego se españolizó y de ahí viene “Estop”.

5.¿Cuándo decidió dedicarse a la escritura taurina?

Bueno, a mí me han gustado los toros de siempre, aparte de jugar al futbol. Yo siempre he escrito, pero escribía y guardaba, escribía y guardaba… y tuve una época que fui el secretario de un torero de aquí y el me metió en el mundo taurino y en el mundo de la escritura a través de Matías Prats que lo habrás oído hablar, pero no el Matías Prats de ahora, si no el padre que era un crítico taurino y los dos número uno de España en radio y televisión. Ese hombre me animó y a partir de ahí empecé yo a escribir.

6.¿Le hubiese gustado ser torero?

Pues sí que me hubiese gustado ser torero, lo intenté pero a la hora de la verdad en lugar de echar el pie para adelante, lo que hacía es echarlo para atrás y entonces al echarlo para atrás pues… me faltó valor, me faltó corazón.

7.Ha escrito libros sobre la semana santa…

Sí, yo te explico que es eso. Yo tenía un amigo que ya murió, que era el hermano mayor de la cofradía de la Concepción y él me dijo “Oye, Vicente, ¿Por qué no escribes un artículo porque las cofradías en semana santa hacen una revista todas” y le dije “Bueno venga, lo pensaré” y le escribí uno. Le escribí una historia, la publiqué y gusto mucho. Gustó tanto que ya han pasado los años y sigo escribiéndolo. Luego empezaron otras cofradías “Hombre escribe” hasta que tuve que cortar y decir que ya no escribía a más y escribo nada más que, a la Soledad y a la Concepción. Luego, empezaron “Hombre que tu puedes” y escribí, se hicieron 10.000 ejemplares, 5.000 y 5.000 de la pasión de cristo que es muy bonita. Es como una novela, pero que yo la escribí para que la entendieses tú y ese que viene ahí que puede tener 16 y otro de 17 años. Y la hice muy amena y muy bonita. Hice la primera parte y lo repartí a las cofradías para que ellos lo vendieran y se quedasen el dinero y al año siguiente, escribí la segunda parte y luego y al tercer año como no tenía nada para escribir, lo que hice fue un resumen, un librito así como de 100 páginas de todos los artículos que yo había escrito a lo largo de los años en las cofradías y resultó un libro muy bonito que era “Historias de semana santa” que también hice unos ejemplares y los repartí entre ellos y los conventos de monjas para que ganasen un dinero que les hace falta.

8. ¿Cuáles son sus aficiones?

¿Mis aficiones?, pues mis aficiones son los toros, la escritura y la investigación, pero investigador no de policía, si no investigador de historia.

9. ¿Cuál ha sido su libro más exitoso?

Mi libro más exitoso ha sido «Extremadura plaza de toros» se hicieron 5000 ejemplares y se vendieron en toda España a través del Corte Ingles.

10. ¿Sabe si sus libros se han traducido a más idiomas?

Uno la historia del club taurino es bilingüe se ha traducido al portugués.

Valoraciones:

Antonio: Al principio creí que en un bar habría demasiado ruido como para hacer una entrevista. Pero al final, estábamos nosotros solos y yo creo que habría sido el mejor lugar para él.

Marisol: La entrevista se me hizo demasiado corta y no pensé que hubiese durado tanto. El señor Estop fue muy amable y después de la entrevista no tuvo ningún reparo en hacerse una foto con nosotros.

Irene: La entrevista ha ido muy bien. El señor Estop ha sido muy agradable por habernos contado sus aficiones y su niñez.

Nicolás: Para mí ha sido una entrevista perfecta, porque el señor Vicente me ha parecido un señor muy simpático y muy culto. Además su infancia me ha parecido muy bonita, porque la paso al lado de una playa preciosa.

 

Categoría: General
Puede seguir cualquier comentario a esta entrada medianteRSS 2.0 rss. Puede dejar una respuesta, o trackback hacerlo desde su propio sitio.